Infantiles

Inicio » Infantiles

Los juegos más divertidos para los más pequeños de la casa

  • Dobble Harry Potter es un juego en el tendrás que descubrir qué personaje, objeto, bestia fantástica o símbolo de las historias de Hogwarts se repite entre dos cartas. Si nunca habéis jugado a Dobble, coge dos cartas al azar y ponlas boca arriba sobre la mesa a la vista de todos los jugadores. Buscad el símbolo idéntico en las dos cartas (misma forma y mismo color, sólo el tamaño puede variar). El primer jugador que encuentre este símbolo, lo nombra y roba dos nuevas cartas que pondrá sobre la mesa. Repetid esta operación hasta que todos los jugadores hayan entendido que siempre hay solamente un símbolo idéntico entre dos cartas ¡Y ya está! sencillo, ¿verdad? Pues ahora prepárate, porque Dobble contiene varios mini-juegos, cada cual más divertido e hilarante, aunque el objetivo siempre es el mismo: ser el más rápido, ya que todos los jugadores juegan a la vez.
  • ¡Ahora cargado de animales para los más pequeños de la casa! Todos los jugadores intentarán colocar los animales en su plantilla tan deprisa como puedan. El jugador más rápido gritará “¡Ubongo!” y así podrá quedarse con algunas gemas. Pero el resto seguirá jugando. Mientras quede tiempo en el reloj de arena, cada uno intentará completar la figura de su plantilla con los animales que le correspondan. ¡Al final de la partida, el jugador con más gemas será el ganador! ¡Con dos niveles de dificultad para que siempre resulte entretenido!
  • Para hacer la mejor hamburguesa, primero necesitas los mejores ingredientes. Presta atención a las cartas ¡y sé más rápido que tus adversarios! Golpea la hamburguesa el primero para llevarte la carta y demostrar que tienes mucho gusto.
  • Time’s Up! Kids forma parte de la gran familia de juegos Time’s Up! donde encontramos jugadores intentando hacer adivinar a tus compañeros una palabra o una frase. Ahora con Time’s Up! Kids las cartas vienen sin texto, solo con imágenes. El juego dura dos rondas con todos los jugadores usando el mismo conjunto de cartas en ambas rondas. En la primera, los jugadores pueden describir las cartas para conseguir que sus compañeros las adivinen pero en la segunda ronda solo se permiten gestos, no se pueden hacer ningún sonido. ¡El equipo que consiga más puntos gana!
  • Valientes aventureros han encontrado en una isla secreta un saco lleno de oro. Por desgracia, entre el botín de oro se encuentran también monedas malditas que invocan al temido Capitán Black. El que, con algo de suerte, consiga extraer la mayor cantidad de monedas de oro del saco y acumularla en su caja, irá sacando ventaja. Pero, cuidado, debéis protegeros del oro negro maldito.
  • Voláis a través del espacio con vuestra nave espacial, recorriendo la vía láctea y haciendo parada en Marte antes de continuar. ¡De repente, falla el sistema de navegación! Por suerte, todavía podéis orientaros mediante las estrellas. Observad el firmamento y podréis encontrar el camino de vuelta a casa. Tarea fácil para unos exploradores galácticos experimentados como vosotros, ¿verdad? ¿Conseguirás hacer coincidir las estrellas con los agujeros marcados de las cartas? Quien coloque las cartas de estrella con destreza y tenga algo de suerte al lanzar el dado, será el primero en llegar con su cohete y ganará la partida.
  • Sin stock
    Los jugadores colocan a sus aprendices en torno a la caldera. Destapando las fichas correctas de ingredientes, deberán preparar sus pócimas en base a los símbolos y los colores. Gana quien consiga la mezcla correcta para preparar los brebajes.
  • Los caballeros de la mesa redonda eligen a su nuevo rey. Por turnos, los jugadores levantan sus espadas; pero cuidado, porque no todos se mantienen fieles al reino. Se debe adivinar cuántos de ellos señalarán hacia la corona y el que acierte se verá recompensado con piedras preciosas. Ganará el jugador que haya acumulado al final mayor cantidad de piedras.
  • Las obras

    19,95
    El aparejador Oso Bruno necesita ayuda para construir una casa. Tenéis que encontrar las fichas cono correspondientes y llevarlas con el camión volquete hasta las obras. Poco a poco va formándose así la cimentación, la albañilería, el tejado y el jardín. Conocer el trabajo de la construcción de una casa mientras jugamos, nos convierte a todos/as en ganadores/as.
  • Cuatro divertidas ranas bola saltan sin parar. Van dando vueltas en torno al estanque con la suerte de los dados. Por cada vuelta completada, los jugadores pueden dar la vuelta a un pétalo de su propio nenúfar. ¿Qué rana saltarina conseguirá, como por arte de magia, que se abra la flor? Un colorido y saltarín juego de dados.
  • Los cinco unicornios reciben a menudo las visitas de sus amigos en el castillo de nubes y, puesto que el espacio ya no es suficiente, deben ampliarlo. Los jugadores les ayudarán a conseguirlo apilando los unicornios y las nubes con mucho cuidado. Cuando hayan apilado las piezas con destreza y hayan acumulado además los cristales de nubes, habrán ganado la partida.
  • El Gato Timi quiere deslizarse por el arco iris igual que las ovejitas. Los niños lo ayudan construyendo para él un tobogán arco iris. Al mismo tiempo aprenden los números del uno al tres y los seis colores del arco iris.