Infantiles

Inicio » Infantiles
  • Cada lado de la carta muestra el mismo objeto con un pequeño cambio... ¿Serás capaz de detectarlo el primero? Las cartas se extienden sobre la mesa y en cada turno, uno de los jugadores le da la vuelta a una de las cartas, mientras los demás no miran. El resto de jugadores deben encontrar qué objeto es el que ha cambiado. Desarrolla tus habilidades de observación y tus reflejos en este divertido y bonito juego para los “peques” de la casa, ¡con el que podrán disfrutar también los mayores!
  • Sin stock
    ¡A sus puestos, listos, ya! Ocho payasos de diferentes colores dan vueltas por la pista del circo. La mayoría están sonrientes, pero otros están tristes porque han perdido sus sombreros. Cuando coinciden dos payasos sonrientes idénticos en la pista, los jugadores tienen que correr a tocar el timbre. Quien lo consiga antes, se lleva todos los payasos. El que tenga más al final del juego, gana la partida.
  • Batti Burri

    17,95
    Dedos rápidos, buen ojo y muchas manos... ¿Listos para el embrollo? Los jugadores deberán intentar ser los primeros en crear una fila de siete cartas con dibujos, con al menos un objeto en común con la carta anterior. Todos buscan a la vez cartas en el montón del centro de la mesa, eso sí, ¡sólo pueden buscar con una mano y de una en una! En cuanto encuentren una que cuadre, se la quedan y siguen buscando hasta hacer su fila de siete cartas. ¿Listo? ¡Pues corre a tocar el timbre!
  • Érase una vez diez cerditos... ¡¡¡10!!! En Los 10 Cerditos todo gira alrededor del número 10. Cada vez que sumes 10 en el montón, te llevarás todas las cartas jugadas. Pero no te pases ni un pelo ¡o se llevará las cartas el vecino! Cuenta bien, dilo en alto y espera tener suerte... Quien llegue a 10 más veces con sus cartas será un buen lechón y ganará la partida. Diviértete con este juego de cartas para toda la familia ambientado en los cuentos clásicos con protagonistas ¡muy porcinos!
  • Sin stock
    Bzzz, bzzz... pero, ¿¡dónde se han escondido las coloridas abejitas!? ¿Podrás encontrar a estas pequeñas zumbadoras en sus colmenas? No estés tan seguro, porque no paran de cambiar de sitio. Roba una carta e intenta encontrar la abeja correcta para poder llevarte la miel. El jugador que consiga coger cuatro colmenas gana la partida. Abejitas ZumZum, ¡un inteligente juego para pequeños apicultores con memoria!
  • Splash!

    12,95
    ¿Alguien ha caído al agua? ¡Uff! La torre acaba de caer, un jugador está más cerca de la victoria... Pero primero hay que construir la torre, pieza por pieza, haciendo que coincida su forma o su color. El objetivo es ser más listo que tus oponentes eligiendo piezas ¡para hacer que derriben la torre! Splash! es un vertiginoso juego que pondrá a prueba tu habilidad y estrategia. Ideal para llevar a todas parte por su tamaño compacto (y si no tienes una superficie lisa donde jugarlo, ¡siempre puedes usar su caja al revés!).
  • Sin stock
    Un disparate de granja, ¡con objetos que cambian constantemente! Cada jugador intentará recolectar el mayor número de cartas, para ello tendrá que recordar qué objetos hay boca abajo en los siete temas en la mesa. Pero los objetos van cambiando... El jugador que diga los nombres más rápido tendrá más oportunidades de ganar. Sus sencillas reglas y su facilidad para ponerse a jugar lo hacen un divertido juego de memoria para toda la familia.
  • ¡Oferta!

    Kiwis voladores

    21,95 15,95
    ¡Los kiwis están locos por irse de vacaciones!, pero como no saben volar, deciden lanzarse por una rampa para llegar a una caja de fruta donde irán de polizones. Eso sí, todos quieren ir junto a sus amigos... En este loco juego los jugadores tendrán que lanzar, todos a la vez, sus kiwis intentando colocar 4 de ellos en un cuadrado. ¿Conseguido? Pues di "¡kiwis voladores!" y serás el ganador. Un desternillante juego para toda la familia donde no valdrá eso de "más vale pájaro en mano que ciento volando"...
  • Las frutas de Halli Galli han cogido sus instrumentos y ¡se han ido de fiesta! Por turnos, los jugadores van sacando cartas y, en cuanto haya dos cartas que coinciden en dos características, tienen que intentar ser los primeros en tocar el timbre. Y atención a la ciruela cantante, ¡siempre hay que tocar el timbre cuando sale! Al final de la partida, quien tenga más cartas gana. ¡No te quedes sin esta alocada y divertida variante del clásico Halli Galli!
  • Serpentina

    9,95
    ¡Los colores de la serpiente están desordenados! ¿Quién puede ayudar a ponerlos en orden? Rojo con rojo, azul con azul, amarillo con amarillo... ¡Es fácil! ¿verdad? Completad las serpientes con cabeza, cuerpo y cola y llevároslas a vuestro montón. ¡El que consiga más cartas al final de la partida es el ganador! Un sencillo y vistoso juego con asociación de colores, tipo dominó, para empezar con los juegos de reglas.
  • ¡Preparados, listos... clack, clack! Cada uno de los 36 discos con imanes combinan 3 símbolos con 3 colores diferentes. En cada ronda, se lanzan los dados que indican qué símbolo hay que encontrar y en qué color. Todos los jugadores intentan a la vez coger el máximo de discos que tengan esa combinación. ¡Clack!, ¡clack!, los discos se apilan ¡como por arte de magia! Pero, ojo, sólo se puede utilizar una mano. Habrá que ser muy rápido para apilarlos y sin fallar, porque si no habrá penalización... Cuando se acaben todos los discos, acaba la partida y gana el jugador con la pila de discos más alta. ¡¡Tremendamente divertido para toda la familia!!
  • Sin stock
    ¡El búho más pirata de todos! Sin que nadie lo supiera, ha escondido todo lo que ha encontrado en la cubierta, y lo guarda en la torre vigía. Y nos sonríe desde las alturas el muy sinvergüenza ¡Todos los marineros quieren recuperar su botín! No es de sorprender que quieran recuperar su cubierta.... ¡hasta los ratones quieren robarle! ¡Flynn tiene que marcharse!